May 22, 2019

EL GOBIERNO DE EE.UU. DEMANDA A 17 GRANDES BANCOS POR LA CRISIS HIPOTECARIA

Ofensiva contra el fraude

 Al agrupar hipotecas para poder emitir valores basados en esos activos, no se informó de los riesgos a los inversores.-La crisis financiera actual es el resultado de la mala gestión de las entidades estadounidenses y la desconfianza generada

La Agencia Federal Financiera de la Vivienda (FHFA, por su sigla en inglés) ha presentado demandas contra 17 grandes bancos y entidades financieras de Estados Unidos en busca de compensaciones por las pérdidas generadas por las hipotecas de alto riesgo.

Entre los bancos demandados figuran Bank of America, Citigroup, Barclays y Nomura, a los que se les acusa de vender activos respaldados por hipotecas fraudulentas a los gigantes hipotecarios ahora nacionalizados, Fannie Mae y Freddie Mac, y ocasionar pérdidas millonarias durante la crisis financiera que estalló en el 2008.

En el pleito, la FHA argumenta que los bancos, al agrupar hipotecas para poder emitir valores basados en esos activos, no investigaron debidamente la fiabilidad de los contratos hipotecarios, como exigen las leyes bursátiles, y pasaron por alto los indicios de que los ingresos de muchos prestatarios se habían exagerado o falsificado. Cuando la burbuja inmobiliaria estalló a finales del 2008, ante el impago de las hipotecas por parte de muchos prestatarios, la cotización de estos títulos hipotecarios cayó en picado. Como consecuencia, Fannie Mae y Freddie Mac  perdieron más de 30.000 millones de dólares pérdidas que fueron cubiertas sobre todo desde las arcas federales.

El origen de la crisis

Lo más grave de esta actitud de las entidades financieras estadounidenses es que de esa crisis de las subprime se desarrolló una situación de desconfianza generalizada entre las entidades bancarias de todo el mundo, ya que nadie sabía si en esos paquetes de deuda hipotecaria titulizada estaban respaldados por activos de calidad o futuros incobrables. El resultado fue la mayor dotación de recursos a reservas, la restricción del crédito y finalmente el desplome del mercado hipotecario, el aumento del stock  de viviendas en poder del sector bancario, la devaluación del dólar, la crisis de los mercados de deuda pública, de las bolsas y el retraimiento generalizado de las inversiones en los países occidentales.

Informaciones “falsas”

La FHFA explicó en una nota de prensa que estas instituciones financieras vendieron hipotecas tóxicas valoradas en 189.000 millones de dólares. La agencia federal argumenta en la demanda que los títulos vendidos a Fannie Mae y Freddie Mac, respaldados por estas hipotecas de alto riesgo, “contenían informaciones económicamente falsas o engañosas y omisiones”. Entre ellas, se señalan “afirmaciones que significativamente sobrevaloraban la capacidad de los prestatarios para hacer frente a la hipoteca”. Fannie Mae y Freddie Mac invirtieron en esos títulos creyendo que eran seguros. El dinero que recibían los bancos por los títulos les permitían conceder más créditos.

Nacionalizaciones

De acuerdo con el documento, Bank of America habría vendido 6.000 millones de dólares de estos activos engañosos; Merrill Lynch & Co., 24.800 millones; y Citigroup, 3.500 millones. No es la primera de las acciones emprendidas por el organismo federal, que gestiona los gigantes hipotecarios desde el 2008, año en que tuvieron que ser nacionalizados para salvarlos de una quiebra catastrófica a causa del estallido de la burbuja financiera.

El pasado mes de julio la agencia gubernamental demandó al banco suizo UBS por pérdidas valoradas en 900.000 millones de dólares. El Tesoro de EEUU afirmó en febrero pasado que Fannie Mae y Freddie Mac, que respaldan conjuntamente en torno a 30 millones de préstamos hipotecarios con un valor superior a los 5,5 billones de dólares, han superado ya el peor momento de sus pérdidas, que cifró en cerca de 200.000 millones de dólares.

 

Share

The forecast for Miami, Florida by WP Wunderground